El habitante de la smart city está más que acostumbrado a aprovechar las ventajas que la tecnología le proporciona en su vida diaria. Su día a día se hace más sencillo gracias a la gran variedad de apps y redes sociales que le ayudan a, por ejemplo, mantenerse en contacto con sus familiares y conocidos,