El mundo actual se está digitalizando a una velocidad de vértigo. Cada vez son más frecuentes los anuncios de Apps en televisión (para hacer la compra, encargar comida, comprar o vender productos, pagar a través del móvil, etc). Además, las estadísticas de uso del móvil en un día normal de un inmigrante digital indican que tiene instaladas una media de cuarenta aplicaciones en su móvil, y que mira la pantalla unas cien veces al día.

En el caso de nuestros hijos el impacto es todavía mucho mayor. Ellos han nacido en un entorno digital y no pueden concebir el mundo sin el uso diario de la tecnología en todos los ámbitos de su actividad. El uso de la tecnología les está permitiendo transformar conceptos y paradigmas, no hablan de propiedad sino de uso, viajan en el coche de un desconocido compartiendo gastos, alquilan una habitación en una casa para pasar sus vacaciones en lugar de reservar un hotel o sólo compran con descuento por internet. Ellos serán los clientes de los administradores de fincas en un futuro cercano.

Todo esto nos hace concluir que el sector de la administración de fincas y cada uno de los despachos profesionales no van a ser una excepción a esta realidad, y que tienen que afrontar un reto extraordinario en los próximos años, la digitalización de la profesión y el salto hacia la figura del administrador de fincas 3.0.

Para poder afrontar dicho reto es necesario pensar cuáles son los cuatro pilares básicos sobre los que un administrador de fincas se debería apoyar para digitalizar su actividad:

  • La innovación tecnológica dentro del despacho

 

El primer paso para poder hacer una evolución es automatizar procesos que suponen una gran inversión de tiempo. A partir de aquí, se pueden definir los aspectos que serían necesarios digitalizar:

  • Automatización de procesos internos (por ejemplo, la descarga de movimientos bancarios y su contabilización)

 

  • Definición del autoservicio del vecino (para consulta de recibos, cambios de domiciliación, revisión de documentación, etc)
  • Automatización e integración de los proveedores

 

  • Control y protección de los datos (políticas de back-up, cambios de contraseñas, antivirus, etc)

 

  • Optimización de la comunicación con los clientes y proveedores

 

La transformación digital de la administración de fincas  debe tener en cuenta la transformación de la comunicación El uso de todos los canales disponibles nos debería llevar a reducir al menos un 60% las llamadas recibidas en un despacho. Además, se deben mejorar tanto los contenidos (con gráficos evolutivos, análisis de los contenidos más consumidos y más útiles para los propietarios, etc) como los formatos (mejor imágenes que texto, mejor vídeo que imágenes)

  • Mejorar cómo nos percibe el cliente

 

Para ser más competitivos, debemos mejorar la calidad y la percepción que tiene el cliente de los servicios que recibe. Para ayudarnos a profundizar en esta línea de pensamiento es importante ponerse en su piel, conocerles y saber qué piensan de nosotros, y encontrar formas de  aportar más valor a nuestro trabajo y cómo conseguir que lo perciban.

  • Diversificación del negocio aprovechando las fortalezas de sus capacidades y la tecnología

 

El administrador de fincas posee muchas cualidades pero una característica muy destacada es su capacidad de conseguir que las cosas se hagan. Esto puede emplearse para diversificar su negocio, idear otras líneas de servicios y ampliar el ticket medio por vender nuevos servicios a los clientes actuales.

Un factor fundamental para poder poner en marcha la renovación tecnológica de los despachos es poder disponer del tiempo necesario para hacerlo. Con gesfincas.net, la nueva versión de la solución de IESA diseñada específicamente para el trabajo diario de los administradores de fincas, es mucho más fácil. gesfincas.net permite al administrador centrarse en las tareas realmente importantes, sin perder horas realizando labores tediosas que no requieren de la atención humana.

Otra de las novedades que están revolucionando el sector es Tucomunidad.com, una iniciativa que proporciona nuevas herramientas a los administradores de fincas para facilitar sus relaciones con vecinos,  proveedores  y  ahorrar tiempo simplificando tareas administrativas gracias al agregador financiero y al gestor de facturas. En definitiva, se trata de una web y una app móvil que permiten a los administradores seguir ofreciendo un servicio de calidad y una experiencia de usuario excelente.