La idea de instalar un buzón de entrega de paquetería en las zonas comunes de las comunidades de vecinos, especialmente ahora que nos encontramos en pleno auge del comercio electrónico y cada vez más personas se animan a realizar compras online, es una idea práctica, ya que el principal freno del eCommerce son los problemas logísticos de entrega. Los ciudadanos, antes de comprar en cualquier tienda online, valoran si se van a tener que enfrentar a un sistema de reparto que probablemente sea incompatible con el horario habitual en el que se encuentra en casa.

El ciudadano sopesa el coste final del producto. Ya no se trata de pagar únicamente el precio fijado en el ecommerce, también de emplear tiempo en ir a recogerlo a la oficina que le especifique la empresa de mensajería. Para afrontar este problema, cada vez más comunidades se decantan por instalar el buzón para entregas a domicilio desarrollado por distintas empresas de reparto o especializadas en el servicio de recogida. El objetivo de este servicio es evitar que los vecinos tengan que ir personalmente a las oficinas a recoger su paquete cuando han estado ausentes durante el horario de entrega estimado.

¿Cómo funcionan estos buzones?

El buzón cuenta con casilleros de diferentes tamaños cerrados con puertas de seguridad. Una vez instalado en las zonas comunes y habilitado su funcionamiento, tendremos que descargar en nuestro teléfono la app asociada al servicio o configurar una clave que nos permitirá retirar nuestros pedidos.

Si eres Administrador de Fincas y crees que a alguna de las Comunidades de Propietarios que gestionas le puede resultar interesante, según la Ley de Propiedad Horizontal, este tipo de modificaciones de las zonas comunes deben ser llevadas a votación y aprobarse en junta con un respaldo de al menos tres quintas partes de los vecinos. Cualquier vecino puede solicitar la instalación, pero lo ideal es que se realice previa decisión en junta, así evitaremos posibles conflictos o duplicidad en las solicitudes (otros servicios que también lo soliciten).

Conseguir una logística adaptada

La experiencia de los vecinos respecto a los servicios de entrega de paquetería ha conseguido crear nuevas relaciones dentro de la comunidad. La figura del portero, que aún sigue vigente en muchos casos, encargado de recoger los paquetes está empezando a perder peso a favor de los sistemas inteligentes.